Papazos de los que hay pocos

En estos papos puede entrar casi de todo, llenarlos no es fácil porque siempre hay lugar para un poco más y cuando te encontrás con uno sabés que te toca laburar para dejarlo bien.